Orión

Por

Desde la antigüedad, las distintas culturas imaginaron figuras en el firmamento uniendo estrellas, las que también usaban para contar sus historias. Pero las estrellas de las constelaciones no tienen realmente ninguna relación entre sí, ya que están a distintos años luz entre ellas y de la Tierra.

La forma de las constelaciones cambia con el tiempo y, dentro de cientos de miles de años, ya no estarán en la misma ubicación que las vemos ahora, ya que las estrellas que observamos durante la noche orbitan alrededor del centro de nuestra galaxia.

De las 88 constelaciones aceptadas hoy en día por convención, existe una que por conocimiento popular, una parte de ésta es bastante conocida. Para la mayoría de nosotros las “3 Marías” son conocidas y fáciles de identificar durante las noches de verano. Este grupo de estrellas cuyos verdaderos nombres son Mintaka, Alnitak y Alnilamson, forman parte de la Constelación de Orión, el cazador.

Orión es un cazador o guerrero gigante que, según la mitología, en castigo por su jactancia lo mató un escorpión; cada noche, cuando la constelación de Escorpión aparece, Orión huye y desciende por el horizonte.

Pero lo más interesante de esta constelación es que podemos encontrar,  en el sector de la vaina de la espada, también conocida popularmente como “las tres chepas”, un complejo de estrellas y nebulosidades que contienen la gran región de formación estelar M42, La Nebulosa de Orión.

Siendo una de las nebulosas más brillantes que existen, puede incluso verse a simple vista y es uno de los objetos más investigados y fotografiados, del cual se ha obtenido importante información acerca de la formación de estrellas y planetas, a partir de nubes de gas y polvo en colisión.

Así que si deseas identificar esta hermosa  constelación, es muy fácil hacerlo por estos días, basta esperar un poco pasadas las 23:00hrs y buscar en dirección este, para así poder internarte en ella y observar M42.

Déjanos tu comentario

comentario(s)