El hidrógeno es el elemento más común en nuestro Universo y en el cielo se destacan nubes que están formadas por este gas o polvo interestelar, llamadas nebulosas. Algunas de estas nebulosas emiten el color rojizo característico del hidrógeno excitado y es en este tipo de nubes, las denominadas Nebulosas de Emisión, donde se forman las estrellas.

nebulosa-de-emision

Las nebulosas que en las fotografías aparecen en tonos azules, es porque reflejan la luz de estrellas cercanas y se conocen como Nebulosas de Reflexión.

nebulosa-de-reflexion

Las nebulosas compuestas principalmente por polvo interestelar, impiden que traspase la luz de los objetos que se encuentran detrás y se denominan Nebulosas de Absorción.

nebulosa-de-absorcion

Hay otro tipo de nebulosas, que son pequeñas y presentan la apariencia de discos, a las que se conoce como Nebulosas Planetarias, aunque su denominación no indica la presencia de planetas; en realidad son el remanente de la muerte pacífica de una estrella que pierde sus capas de atmósferas, dejando que se alejen hacia el espacio.

Cuando una estrella muere violentamente, evento que se denomina Supernova,  se forman las nebulosas conocidas como Remanente de Supernova.