Las estrellas son globos incandescentes de hidrógeno que, al transformar el hidrógeno en helio, brillan por la fusión nuclear.Se pueden clasificar por su temperatura; las de temperatura más alta brillan en color azul, luego vienen las blancas, amarillas, anaranjadas y las rojas. Su clasificación partiendo por la más caliente es O, B, A, F, G, K, M.

Las estrellas tipo O son generalmente jóvenes y M las más frías y usualmente más viejas. Cuando las estrellas han quemado la mayor parte de su combustible se acercan a su fin el cual, dependiendo de su masa inicial, puede ser suave o violento. En nuestra galaxia podemos encontrar varios tipos de estrellas, algunas que por sus cambios de brillo se denominan variables. Éstas han ayudado a medir las distancias de galaxias cercanas. También encontramos algunas agrupadas de a dos o más componentes, sistemas que son llamados múltiples o binarios dependiendo de la cantidad de integrantes. Además, las estrellas son clasificadas por su tamaño como enanas, gigantes y supergigantes. Considerando su alta densidad se puede identificar las enanas blancas y las estrellas de neutrones o pulsar.

Cúmulos de estrellas

Dependiendo de la cantidad de materia que componga la nube inicial, las estrellas se pueden encontrar agrupadas formando familias en dos tipos de cúmulos:

– Cuando la nube contiene mucha materia las estrellas que se forman en ella conservan lazos gravitacionales que las mantienen unidas eternamente; estos tipos de familias estelares son llamados Cúmulos Globulares y se pueden encontrar en los halos de las galaxias espirales, los que son muy antiguos ya que se formaron junto con ellas.

cumulo-globular

– En las nubes con menor cantidad de materia las estrellas se van alejando unas de otras porque la gravedad del cúmulo no es suficiente para mantenerlas unidas. Se denominan Cúmulos Abiertos y se encuentran distribuidos en el interior de las galaxias.

cumulo-abierto