Zonas Habitables

Por

Espero recuerden que hace no mucho la NASA confirmó la existencia de un planeta que podría ser habitable en el Sistema Solar Kepler, llamado Kepler-22b, por lo que quise aprovechar esta columna para comentarles cuáles son las condiciones para que un planeta sea realmente “habitable”.

En primer lugar, tal vez se preguntan ¿cómo es que detectan planetas extrasolares ubicados a cientos de años luz? Pues las Sondas Espaciales miden el brillo de miles de estrellas; si una de ellas disminuye muy levemente su intensidad y, además, esto es periódico, entonces eso indica que estamos frente a un nuevo planeta.

Hasta la fecha se han descubierto 533 exoplanetas, es decir, planetas que orbitan estrellas distintas al Sol; sin embargo, un porcentaje muy bajo de éstos son potencialmente habitables por seres humanos, por eso ahora la búsqueda de exoplanetas está enfocada hacia regiones habitables.

La zona habitable es la región alrededor de una estrella donde un planeta podría poseer las condiciones necesarias para la vida, que es el sector en el que se produce un equilibrio entre el calor generado por la estrella sobre el planeta y el enfriamiento de éste, lo que permitiría que el agua se mantenga en estado líquido en su superficie, elemento primordial para desarrollar vida como la conocemos. En nuestro Sistema Solar, la Tierra está situada en medio de esta zona, que se extiende desde Venus a Marte.

Quizás aún estamos muy lejanos a llegar siquiera al planeta Marte, por lo que llegar a habitar planetas que orbiten estrellas lejanas puede sonar descabellado, pero llegará el momento en que la tecnología y los avances científicos nos permitirán realizar viajes interplanetarios. Y en ese momento, los datos que están siendo recogidos hoy jugarán un papel fundamental en las futuras misiones de colonización interplanetarias.

*Imagen: Ilustración artística del exoplaneta Kepler-22b. Crédito: NASA/Ames/JPL-Caltech.

Déjanos tu comentario

comentario(s)