El Gigante de los Cielos Australes

Por

En muchas de las oportunidades que he tenido enseñando sobre el cielo nocturno y realizando observaciones a través del telescopio, siempre el objeto que se roba la noche es el Cúmulo Globular Omega Centauri, en la región de Centauro, muy cerca de la famosa constelación de la Cruz del Sur.

Fue descubierto por Edmond Halley (famoso por describir el cometa que lleva su apellido) en 1677, aunque lo catalogó como una nebulosa; el primer astrónomo en reconocerlo como cúmulo fue John William Herschell en 1830.

Los cúmulos globulares consisten en cientos de miles de estrellas viejas agrupadas por su gravedad. Se encuentran en las partes exteriores de las galaxias. Omega Centauri tiene varias características que lo distinguen de otros cúmulos: gira más rápido, tiene una forma bastante aplanada y posee varias generaciones de estrellas, mientras los cúmulos globulares típicos consisten en estrellas de la misma generación.

Orbitando la Vía Láctea, ubicado a unos 15 mil años luz de la Tierra, es el cúmulo más grande conocido, con unas 10 millones de estrellas. Además, es uno de los pocos visibles a simple vista, en lugares lejanos de la contaminación lumínica.

Omega Centauri es un objeto imperdible para las observaciones astronómicas del verano. Si no eres un experto en observación astronómica, pero quieres observarlo a simple vista, en la foto de la portada notarás que se puede apreciar el cúmulo como un pequeño punto difuso.

Foto portada: Laguna El Cepo; noche de Luna llena. Omega Centauri apareciendo sobre las montañas al centro de la imagen, bajo la constelación de la Cruz del Sur

Omega Centauri – foto ESO

 

 

Déjanos tu comentario

comentario(s)