El detector más caro enviado al espacio

Por

El AMS (Alpha Magnetic Spectrometer) es un detector instalado en mayo de 2011 a bordo de la Estación Espacial Internacional, cuya principal misión es encontrar antimateria y materia oscura. Pero fueron necesarias varias décadas de lucha para convencer a la NASA de la necesidad del AMS. Y casi veinte años de investigación y trabajo para diseñar, construir y llevar finalmente el AMS a la estación espacial. El detector es el instrumento científico más preciso y sofisticado jamás enviado al espacio y su coste se acerca a los 2.000 millones de dólares. Pesa siete toneladas y funciona de un modo parecido a los aceleradores de partículas del CERN, con una serie de magnetos enfriados criogénicamente y que capturan las partículas procedentes del espacio. La forma en que esas partícuals curvan su trayectoria revela su carga y también su naturaleza. Gracias a los nuevos datos, la física podría estar a punto de resolver algunos de los misterios sobre la composición y evolución del Universo en que vivimos

Déjanos tu comentario

comentario(s)