El agua de la Luna sería la misma de la Tierra

Por

Recientemente una nave de la NASA y una nueva investigación de muestras de las misiones Apolo demostraron que la Luna contiene agua, y mucha, tanto en su superficie como en su interior. Ahora, la procedencia del elemento ha sido objeto de debate entre los científicos, ya que no logran ponerse de acuerdo en el cómo llegó hasta ahí. Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses sugiere que el agua provendría de meteoritos primitivos, igual que el agua de la Tierra y que, lo más probable, siempre haya estado allí, desde el origen mismo de la Luna. Y es que hace 4.500 millones de años un objeto gigante golpeó nuestro planeta, originando un disco de escombros a partir del cual se formó la Luna. Los científicos asumieron durante mucho tiempo que el calor de este tremendo impacto hizo que el hidrógeno y otros elementos volátiles hirvieran en el espacio, por lo que la Luna se habría formado completamente seca de acuerdo a esa teoría. Sin embargo, el estudio al que aludimos, dirigido por investigadores de la Universidad de Brown, no está de acuerdo con esta hipótesis.

Los científicos observaron inclusiones de fusión, pequeños puntos de vidrio volcánico atrapado en cristales, que se encuentran en las muestras que trajeron las misiones Apolo. La investigación encontró que las inclusiones de fusión tienen mucha agua, tanto como las lavas que forman el fondo oceánico de la Tierra. También analizaron la composición isotópica del hidrógeno atrapado en las inclusiones, lo que es algo así como una huella dactilar, y encontraron que la proporción de deuterio-hidrógeno en las inclusiones de fusión es relativamente baja y parecida a la proporción encontrada en condritas carbonáceas, meteoritos que provienen del cinturón de asteroides cerca de Júpiter, uno de los objetos más antiguos del Sistema Solar. Esto significaría que el origen del agua en la Luna es de meteoritos primitivos y no de cometas como algunos científicos piensan, ya que estos tienen una huella isotópica diferente.

Por otro lado, investigaciones recientes han encontrado que hasta un 98% del agua en nuestro planeta proviene de meteoritos primitivos, lo que sugiere una fuente común de agua en la Tierra y en la Luna. De acuerdo a los científicos, la manera más fácil de explicar esto es que el agua ya estaba presente en la Tierra primitiva y que fue trasladada a la Luna. Así, nuestro satélite ha tenido agua todo el tiempo. Eso sí, este hallazgo no sería necesariamente incompatible con la idea de que la Luna se formó por un impacto gigante contra la Tierra primitiva, pero sí presenta un problema: todavía persiste la pregunta de cómo el agua pudo sobrevivir a un choque tan violento. Los investigadores reconocen que aún no saben cómo fue el proceso en el que el agua no se perdió durante el impacto, lo que sugiere que hay ciertos procesos importantes que todavía no se entienden respecto a cómo se forman los planetas y sus satélites.

Déjanos tu comentario

comentario(s)