¿Cómo protegernos del impacto de un asteroide?

Por

Alrededor de nuestro Sistema Solar hay cerca de 600.000 asteroides aproximadamente, dentro de los cuales unos 100.000 están catalogados como NEOs (Objetos Próximos a la Tierra). O sea, asteroides que tarde o temprano pasarán cerca de la órbita de nuestro planeta. Tal como el ya famoso asteroide, de unos 17-20 metros, que impactó el pasado 15 de febrero en la región de los Urales, Rusia. Dicho asteroide liberó una energía que equivale a 20 veces la bomba atómica de Hiroshima, sí, ¡20 veces!, causando obviamente muchos daños materiales y cientos de heridos. Lo que lleva a preguntarse ¿cuáles son las probabilidades de que un evento similar ocurra de nuevo, y qué se puede hacer para evitarlo? Pues si eso te preocupa, te tranquilizará saber que hace ya cuatro años se creó la oficina para el Conocimiento del Medio Espacial (SSA por sus siglas en inglés) para intentar responder esas preguntas. Y esta semana se reúnen junto a investigadores de universidades, agencias espaciales e institutos de investigación para reflexionar sobre la posibilidad de que un suceso como el de Rusia ocurra de nuevo.

El objetivo del encuentro es desarrolloar una serie de hojas de ruta que guíen la investigación y el desarrollo actual y futuro en materia de NEOs, afirmó Gerhard Drolshagen, de la oficina de SSA. Los científicos afirman que aún hay mucho por hacer y muchas técnicas que perfeccionar, como “mejorar los modelos matemáticos que simulan las consecuencias de un impacto, diferenciando entre las explosiones en el aire o los impactos contra el suelo, o evaluar las distintas estrategias cinéticas o explosivas para desviar sus trayectorias, entre otras muchas cosas”, según agrega Drolshagen. Y es que la amenaza de los NEOs no es sólo teórica, por lo que en la SSA consideran que es necesario invertir en medidas prácticas en el presente para estar preparados en el futuro. Considerando el daño que causó el asteroide que cayó en Rusia, el dicho de “más vale prevenir que curar” tiene mucho sentido para el caso. Los científicos consideran que lo mejor para esta prevención es establecer sinergias, es decir, integrar todos los recursos europeos. También es clave la detección en el momento de NEOs para poder realizar un escaneo eficaz del cielo y ser capaces de emitir alertas avanzadas.

 

Fuente: elMundo.es

 

Déjanos tu comentario

comentario(s)