Los objetos más rápidos del Universo

Por

1. La nave más veloz fabricada por el hombre

El artilugio más veloz creado por el hombre no es de este siglo, sino que fue un programa espacial entre los Estados Unidos y la República Federal Alemana, con la idea de acercar lo máximo posible dos naves al Sol, la Helios A y la Helios B. La primera fue lanzada el 10 de diciembre de 1974 y la segunda el 15 de enero de 1976, desde Cabo Cañaveral. Ambas tenían órbitas muy elípticas que se introducían entre la órbita de Mercurio y el Sol, y llegaban a alcanzar la órbita de la Tierra en su punto más lejano con respecto a nuestra estrella. La gravedad del Sol es tan potente que impulsó a las sondas Helios a velocidades de 252.900 km/h, o lo que es lo mismo a 70,4 km/s, o 6,3 vueltas a la Tierra en una hora. Pero las velocidades de los objetos que ha fabricado el hombre, no tienen nada que ver con las velocidades de los cuerpos celestes naturales.

helios-a-helios-b

2. El Sistema Solar

Nuestro Sistema Solar es mucho más rápido que la nave más veloz creada por el hombre. Ubicado en uno de los brazos espirales de nuestra galaxia y a unos 30.000 años luz de distancia del núcleo, es arrastrado a una velocidad de 781.974 km/h, para terminar dando una vuelta completa alrededor de la Vía Láctea cada 226 millones de años. A esta velocidad llegaríamos en menos de 1 hora a la Luna. Pero el Sistema Solar, evidentemente, no es lo más rápido que hay en nuestra galaxia.

sistema-solar

3. Estrellas

Una de las estrellas más veloces que navegan por nuestra galaxia es la conocida como HE 0437-5439. Según los últimos estudios realizados sobre esta estrella azul (con una masa 9 veces superior a la solar), en la primera etapa de su vida, pasó muy cerca del agujero negro supermasivo que contiene el núcleo de la Vía Láctea, y seguramente esta estrella tenía una compañera que cayó al agujero negro, pero HE 0437-5439 se salvó y debido a la imponente fuerza de gravedad del agujero, fue lanzada a una velocidad de 2.602.800 km/h. Ahora se encuentra a 200.000 años luz de la Vía Láctea (la que tiene 100.000 años luz de diámetro), camino de nuestras galaxias satélites, las Nubes de Magallanes. A esta velocidad se tardaría un cuarto de hora en llegar de la Tierra a la Luna.

La estrella RX J0822-4300 (de la imagen)lleva una velocidad de 5.400.000 km/h., lo que la hace escapar de la fuerza de gravedad de nuestra galaxia. Dentro de pocos millones de años, será una estrella vagabunda en el espacio intergaláctico, no perteneciendo pues a ninguna galaxia. Esta pequeña y densa estrella de neutrones proviene de una explosión supernova, la Puppis A. Según los investigadores Winkler y Petre la explosión fue asimétrica y empujó a la estrella de neutrones hacia un lado y los restos de la explosión hacia el otro. Se conocen al menos 30 estrellas hiper veloces que están saliendo de nuestra galaxia.

estrellas

4. Púlsar

Un púlsar en nuestra galaxia batió dos récords hace poco tiempo. Los púlsares son estrellas muy pequeñas, del tamaño de una ciudad de unos 10 a 20 km de diámetro, pero con una densidad extrema, que emiten radiación periódica como si fueran faros del Universo. Una cucharadita de esa estrella pesaría como una gran montaña. En este caso estamos hablando del púlsar PSRJ13113430. El púlsar es binario, o sea, está acompañado de otra estrella. Tiene el récord de girar alrededor de la estrella en tan sólo 93 minutos (la Tierra tarda 1 año en girar alrededor del Sol), algo increíble. Pero lo mejor de todo es la velocidad de giro sobre su propio eje. Durante los 93 minutos que dura su traslación, rota sobre su eje 2.800.000 veces, lo que equivale a que da una vuelta cada 2,56 milisegundos sobre sí mismo, la Tierra emplea para ello 24 horas. La estrella no se hace añicos por la fuerza centrífuga, ni sus capas exteriores  son despedidas al espacio, por la tremenda gravedad que tiene el pequeño púlsar y por su imponente campo magnético. Así que se trata de uno de los objetos más veloces del Cosmos. Podríamos estar hablando de velocidades de 260.000.000 km/h. A esta velocidad, podríamos llegar en poco más de media hora al Sol.

pulsar

5. Galaxias activas

Existe un enorme número de galaxias activas, de cuyos núcleos, dominados por imponentes agujeros negros, parten los llamados «jets». Los jets son materia que expulsa la galaxia desde su núcleo, midiendo en algunos casos miles de años luz de extensión. Estos jets son producidos por la caída de estrellas, gas y polvo en los agujeros negros. Parte de este material, antes de caer en ellos para no retornar nunca más, son lanzados a velocidades de cerca de 1.000 millones de km/h, prácticamente a la velocidad de la luz. Es el caso de la gigantesca galaxia M87, con un billón de masas solares y un agujero negro de unas 6.600 millones de masas solares, con un jet de 5.000 años luz de extensión,  que absorbe el equivalente de dos estrellas como el Sol por año.

6. La luz

La luz es lo más rápido que existe en el Universo, al menos así lo hemos aprendido y así lo dice la teoría de la relatividad de Einstein. Ningún objeto material puede sobrepasar la velocidad de la luz, ni tan siquiera llegar a ella, que es de unos 300.000 km/s, unos 1.080 millones de km/h. Si se intentara alcanzar la velocidad de la luz, la masa se haría cada vez mayor a medida que aumentamos la velocidad, hasta acercarse al infinito, por lo que necesitaríamos una energía infinita para impulsarla, lo cual es imposible. Los objetos más veloces se acercarían al 99,9% de la velocidad de la luz.

7. El espacio

Por curioso que parezca, no es un objeto en sí el más rápido del Universo, sino algo no tangible, no visible, pero que lo contiene a todo: el espacio. Si imaginamos el Universo como un globo que se hincha y a las galaxias como puntos sobre éste, notaremos que estos puntos se alejan unos de otros a razón del doble de velocidad si está al doble de distancia que otro; al triple si está al triple de distancia y así sucesivamente. Pero el Universo es inmenso. Nosotros no podemos ver todo ese globo, solo el Universo visible, aquél que no está tan lejos como para que las galaxias se alejen a mayor velocidad que la luz. En realidad, las galaxias no se mueven, es el espacio el que se abre entre ellas y por ello parecen desplazarse.

Una buena parte del Universo contiene galaxias tan distantes que parecen alejarse a mayor velocidad que la luz, por lo tanto, esa luz jamás nos llegará, y a eso se llama Universo invisible. Las galaxias que están en las antípodas del Universo pueden alejarse al abrirse el espacio entre ellas a velocidades superiores al triple de la velocidad de la luz; a más de 3.000 millones de km/h. Es como si el espacio se abriera en una hora, entre la distancia que separa el Sol de Urano.

el-espacio

por Miguel Gilarte Fernández es el Director del Observatorio Astronómico de Almadén de la Plata (Sevilla) y Presidente de la Asociación Astronómica de España, para ABC.es

Déjanos tu comentario

comentario(s)