Los 10 lugares más extremos del Sistema Solar

Por

Te invitamos a hacer un recorrido por los lugares más extremos de nuestro vecindario, pasando por las montañas más altas, los cañones más profundos y las temperaturas más extremas.

1. Mercurio, el con mayores diferencias de temperatura Para verificar la máxima diferencia de temperatura entre el día y la noche hay que ir a Mercurio, donde el planeta más cercano al Sol tiene un cráter inusualmente grande, uno de los más grandes del Sistema Solar, llamado Cuenca Caloris, de 1.550 km de diámetro y que fue formado por el impacto de un asteroide de 100 km de ancho. En ese lugar, la temperatura durante el día alcanza los 430ºC, mientras que en la noche baja hasta los -170ºC. 600 grados de diferencia es la máximo del Sistema Solar.

2. El más ardiente, Venus: Si la temperatura máxima de Mercurio todavía no te parece suficiente, entonces necesitas ir a Venus, donde las temperaturas alcanzan los 600ºC.  Un verdadero infierno, donde además habría que soportar lluvias de ácido sulfúrico y una presión atmosférica 90 veces superior a la de la Tierra. Ahí nos quemaríamos, nos derretiría el ácido y nos aplastaría la presión. Un lugar bastante poco atractivo para visitar.

3. El lugar más frío, en la Luna: Si lo tuyo es el frío, entonces quizás te sorprenderá saber que el lugar más frío del Sistema Solar está bastante cerca de nosotros, en la Luna, al interior del cráter Faustino. La sonda de reconocimiento lunar LRO pudo constatar que en este cráter ubicado al polo sur de nuestro satélite, donde nunca da el Sol, se registran temperaturas de -240ºC.

4. El acantilado más escalofriante, en el satélite Miranda: Para quienes no le temen a las alturas y se dedican a las escaladas, hay  lugares extraordinarios en el Sistema Solar, donde los mayores acantilados de la Tierra no se comparan a lo que podemos encontrar en el pequeño satélite Miranda, luna de Urano. Miranda tiene sólo 427 km. de diámetro, pero es sumamente curioso. Una teoría que aún se mantiene, entre otras, dice que Miranda impactó un gran objeto, posiblemente otro satélite o asteroide. Miranda habría quedado destruida completamente y sus restos saltaron al espacio, pero sin tanta fuerza como para que se desperdigaran para siempre por el cosmo, por lo que volvieron a caer y a unirse, aunque de manera caótica. Miranda parece un puzzle mal hecho, en la que las piezas no encajan bien, y se nota en la gran cantidad de irregularidades de su superficie, que es donde se encuentra el acantilado más alto del Sistema Solar, una escalofriante y vertiginosa caída vertical de 10ok, llamada Verona Rupes.

5. La montaña más alta, en Venus: Nuestro Everest, con sus 8.800 m de altura se ve rápidamente desplazado al lado de los montes Maxwell, con sus 11 km de altura. Además, llegar ahí no es nada fácil, ya que la base de aquellas montañas tiene 12.000 km. de diámetro, por lo que realmente sería una larga escalada.

6. El volcán más grande, en Marte: El volcán más alto del Sistema Solar es el marciano Monte Olympo, con 27 km de altura y una escarpada base de más de 500 km de diámetro. A pesar de la altura, una vez en su cúspide, difícilmente veríamos grandes paisajes de Marte, sino que el mismo volcán, el que ocuparía la mitad de la extensión de un país como España. Pero de todas formas estaríamos dentro de caldera, que mide 90 km de diámetro, un desierto frío y casi infinito a nuestros ojos. Es el lugar del Sistema Solar donde estarías más cerca de las estrellas.

7. Los cañones y valles más impresionantes son de Marte: Y seguimos en Marte, donde se encuentra el Valles Marineris, una grieta tan descomunal que es posible verla desde la Tierra con telescopios potentes. Ocupa una cuarta parte del perímetro de Marte. Tiene unos 5.000 km de longitud y en algunos puntos su ancho es de 200 km y su profundidad alcanza los 11 km.

 

8. El mayor salto, en Fobos: Todos sabemos que cuando saltamos en la Tierra, caemos por efecto de la gravedad, una fuerza que no actúa de igual forma en todos los lugares del Sistema Solar. Una persona de 60 kg pesa en la Luna sólo 10 kg. Los amantes del deporte de los grandes saltos estarían felices en Fobos, un pequeño satélite de Marte con forma de papa y sólo 22 km de diámetro, que tiene el récord de ser el satélite que orbita más próximo a un planeta, a sólo 6.000 km de su superficie. Este es un lugar perfecto para poder estudiar el Planeta rojo de cerca, pero habría que tener mucho cuidado, ¡ya que un gran salto nos haría salir del satélite e incluso podríamos llegar a Marte!

9. A punto de desaparecer, Fobos y Mimas: En nuestro viaje por el Sistema Solar, podríamos comprobar que al principio y durante la formación de los planetas y satélites, muchos de ellos colisionaron y se extinguieron, pero otros estuvieron al límite de convertirse en escombros. Para ello seguiríamos en Fobos, que tiene un cráter profundo de 9 km de diámetro que ocupa gran parte de su superficie, llamado Stickney, enorme para lo que es esta pequeña luna, e incluso visible desde Marte. Fobos estuvo al límite de su destrucción. Otro caso es una de las lunas de Saturno, Mimas, de 397 km de diámetro y con una enorme cicatriz, denominada cráter Herschel. Mimas tiene muchas fracturas producto del impacto de un asteroide de 5 km de diámetro, que le abrió un cráter de 130 km y elevó una montaña central de 6 km de altura.

10. Vuelo sin motor y deportes acuáticos en Titán: Finalmente, para los amantes de los vuelos sin motor, hay un mundo perfecto, aunque lejano y frío. Es Titán, la luna más grande de Saturno. Con una temperatura de -178ºC, posee una atmósfera densa y una baja gravedad que nos mantendría flotando horas y horas sin necesidad de motores. Con unas simples alas podríamos volar. Aprovechando nuestra estancia en Titán, y para aquellos apasionados de los deportes acuáticos, deben saber que Titán es el único lugar del Sistema Solar junto con la Tierra que poseen líquidos sobre su superficie. En Titán hay mares, lagos y ríos, pero no de agua sino de metano. El metano que en la Tierra es un gas, en Titán, por el frío, se convierte en líquido.

 

Fuente: Miguel Gilarte Fernández, presidente de la Asociación Astronómica de España para ABC.es

 

Déjanos tu comentario

comentario(s)