Encuentran agua en la atmósfera de un planeta fuera del Sistema Solar

Por

El planeta Gliese 1214 b, un exoplaneta bien conocido por los científicos que se encuentra a 40 años luz de la Tierra en la constelación de Ofiuco, sorprendió a un equipo japonés de astrónomos y científicos planetarios, quienes descubrieron que éste tiene una atmósfera rica en agua. Su cielo cubierto de nubes servirá a los científicos para conocer mejor las características y la historia de ese planeta, así como aprender algo más que pueda servir en la incansable búsqueda de otro planeta que pueda ser habitable.

Gliese 1214 b es lo que se llama «supertierra», es decir, un planeta que orbita una estrella fuera del Sistema Solar con una masa y un radio más grandes que los de la Tierra, pero menor a los gigantes de hielo como Neptuno o Urano. Aunque, en realidad, los científicos todavía no tienen claro si realmente se trata de una «gran Tierra» o de un «pequeño Urano», de manera que cualquier nuevo dato resulta muy interesante.

El equipo de científicos examinó las características de dispersión de la luz de este planeta en su tránsito alrededor de su estrella, al noreste del centro de nuestra galaxia. La idea era aclarar si es que tenía una atmósfera rica en agua o en hidrógeno. Y las observaciones con el telescopio Subaru mostraron que su cielo no tiene una fuerte característica de dispersión de Rayleigh, lo que podría predecir una atmósfera de hidrógeno, sin nubes, sino que las observaciones implican que Gliese 1214 b tenga una atmósfera rica en agua. El equipo prevee realizar observaciones de seguimiento en futuro cercano para poder reforzar esta conclusión. Si logran determinar el componente principal de la atmósfera de una supertierra, entonces podrían deducir el lugar del nacimiento del planeta y la historia de su formación.

Pese a que el número de supertierras que los científicos pueden observar actualmente en el cielo es pequeño, esto cambiará radicalmente cuando el satélite TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) empiece a estudiar el cielo entero en busca de pequeños exoplanetas en tránsito en nuestro vecindario solar. Así los científicos podrán estudiar las atmósferas de muchas supertierras y hasta, tal vez, llevarnos alguna grata sorpresa.

 

Fuente: ABC.es

Déjanos tu comentario

comentario(s)