7 grandes logros del telescopio espacial Kepler

Por

El telescopio espacial Kepler de la NASA es uno de los grandes cazadores de planetas fuera de nuestro Sistema Solar. Desde que fue lanzado en marzo de 2009 para escanear el cielo en busca de otros planetas habitables, ha identificado más de 2.300 mundos candidatos y confirmado más de 100.

Ahora comenzó una nueva misión espacial que podría durar hasta 4 años y cuyo objetivo es encontrar planetas realmente gemelos de la Tierra, es decir, del mismo tamaño y que cuyas órbitas alrededor de estrellas similares al Sol duren también cerca de 1 año. Hasta ahora, cientos de planetas candidatos del tamaño de la Tierra han sido encontrados y algunos orbitan dentro de lo que se denomina «zona habitable», pero ninguno es exactamente como la Tierra. Pese a ello, los científicos creen que al terminar su primera misión, Kepler ha recogido datos suficientes como para iniciar la búsqueda del verdadero hermano de nuestro planeta.

Durante la primera parte de su misión, estos han sido sus mayores logros:

 1.  Agosto de 2010: Los científicos confirman el descubrimiento del primer sistema planetario con más de un planeta transitando la misma estrella. Este sistema, llamado Kepler-9, abrió la puerta a la medición de las interacciones gravitacionales entre los planetas, según lo observado por las variaciones en el tránsito de su tiempo. Esta nueva tecnología le permite muchas veces a los astrónomos el calcular la masa de los planetas directamente de los datos de Kepler, sin tener que realizar observaciones de seguimiento desde la Tierra.
2. Enero de 2011: El equipo anuncia el hallazgo del primer planeta rocoso fuera del Sistema Solar. Kepler-10, que tiene 1,4 veces el tamaño de la Tierra, es el planeta más pequeño confirmado. Kepler no ha parado de descubrir planetas más y más pequeños, algunos casi tanto como Marte, lo que nos dice que los planetas rocos pequeños pueden ser bastante comunes en la galaxia.

3. Febrero de 2011: Aparece un sistema planetario muy apretado y compacto, una estrella con múltiples planetas en tránsito. Kepler-11 tiene 6 planetas más grandes que la Tierra, todos orbitando más cerca de su estrella de lo que lo hace Venus del Sol.

4. Septiembre de 2011: Confirman la existencia de un mundo con una doble puesta de Sol. Desde entonces, los descubrimientos de 6 mundos que orbitan estrellas dobles han demostrado que los planetas pueden persistir cerca de un sistema estelar doble.

5. Diciembre de 2011: La NASA anuncia el descubrimiento del primer planeta de la misión encontrado en una zona habitale. Kepler-22b, que tiene cerca de 2,4 veces el tamaño de la Tierra; es el planeta más pequeño encontrado hasta ahora en la zona habitable de una estrella parecida al Sol. Los científicos creen que esto puede indicar que estamos más cerca de encontrar planetas parecidos al nuestro.

6. Febrero de 2012: El equipo anuncia más de 1.000 nuevos candidatos a planeta en tránsito, para un total de 2.321. Los datos mantienen la tendencia hacia la identificación de pequeños planetas en periodos orbitales más largos, similares a la Tierra. Los resultados incluyen cientos de sistemas planetarios.

7. Octubre de 2012: Aficionados a la astronomía que participan en el programa Planet Hunters, liderado por la Universidad de Yale y que anima al público a detectar señales de planetas en los datos de Kepler, descubrieron su primer planeta. El esfuerzo entre astrónomos aficionados y científicos los llevó a identificar el primer planeta con 4 soles. El cuerpo orbita 2 estrellas y el trío, a su vez, es orbitado por un segundo par de estrellas distantes.

Jack Lissauer, científico planetario del Ames, señala que «Kepler ha descubiertos planetas muy distintos a cualquier cosa conocida hasta ahora y nos continuará asombrando. A mi juicio, los más interesantes no son los planetas individuales, sino los sistemas de dos, tres y hasta seis planetas que orbitan la misma estrella, como en el Sistema Solar, moviéndose casi en el mismo plano. La pregunta que tendrá que responder Kepler en los próximos años es cómo será el «vecindario» de exoplanetas similares a la Tierra».

Por su parte, Geoff Marcy, profesor de astronomía de la Universidad de California en Berkeley afirma que «La Tierra no es única ni es el centro del Universo. La diversidad de otros mundos es mayor que la representada en todas las novelas y películas de ciencia ficción. Aristóteles estaría orgulloso de nosotros por responder a algunas de las cuestiones filosóficas más profundas acerca de nuestro lugar en el Cosmos».

Así que ahora sólo queda esperar y dejarse sorprender por los nuevos hallazgos que sin duda hará el telescopio espacial Kepler durante los próximos 4 años.

(Fuente: ABC.es)

Déjanos tu comentario

comentario(s)