El carbono 14

Por

La datación por radiocarbono consiste en medir la cantidad de un elemento radiactivo, el carbono-14, en una muestra que contenga carbono. El método se basa en el hecho de que el carbono-14 se crea en la atmósfera cuando los rayos cósmicos chocan con átomos de nitrógeno. Así, el carbono-14 se incorpora a las plantas, con las que los animales se alimentan después. La proporción de carbono-14 en el cuerpo de un animal vivo coincide aproximadamente con la de la atmósfera. El carbono-14 se desintegra de forma exponencial y se convierte en nitrógeno-14. Cuando el animal muere, se detiene el suministro de carbono-14 procedente del medio, de modo que sus restos van perdiendo carbono-14 lentamente.

Si se conoce la cantidad de carbono-14 presente en una muestra, se puede calcular su antigüedad siempre que no sea superior a 60.000 años. En las muestras más antiguas, la cantidad de carbono-14 es demasiado pequeña como para medirla con precisión. El período de semidesintegración del carbono-14 es de aproximadamente 5.730 años, lo que significa que cada 5.730 años la cantidad de carbono-14 de una muestra se reduce a la mitad. Dado que la cantidad de carbono-14 atmosférico sufre pequeñas variaciones con el tiempo, se hacen pequeñas calibraciones para mejorar la precisión de la medida. Además, como consecuencia de los ensayos armamentísticos con bombas atómicas, el carbono-14 atmosférico aumentó en la década de 1950. Se puede utilizar un espectómetro de masas para detectar la proporción de carbono-14 en muestras que solo contienen unos pocos miligramos.

Antes de que existiera este método, era muy difícil obtener dataciones fiables para acontecimientos anteriores a la Primera Dinastía de Egipto (año 3.000 a.C). Resultaba muy frustrante para los arqueólogos, deseosos de saber, por ejemplo, en qué momento pintaron los cromañones las cuevas de Lascaux o cuándo terminó la última glaciación.

Fuente: El libro de la Física – Clifford A. Pickover

Déjanos tu comentario

comentario(s)