¿Qué es la astrosismología?

Por

Es una técnica que permite a los astrónomos escuchar y descifrar las «sinfonías» generadas en el interior de las estrellas. Al igual que los sismólogos obtienen información sobre el interior de la Tierra investigando las ondas que producen los terremotos, la astrosismología permite acceder al interior de las estrellas a través de los movimientos generados en ellas.

Un nuevo estudio, publicado en la revista Nature Astronomy, demuestra cómo la astrosismologia está ayudando a revelar secretos de estrellas muy masivas denominadas supergigantes azules. La «música» en el interior de estas estrellas sonaba hace tiempo, pero solo ahora «se han abierto las puertas del concierto», señala Sergio Simón-Díaz, investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias y la Universidad de la Laguna, en España, y uno de los autores del estudio.

El uso de la astrosismología es posible gracias a telescopios espaciales de última generación como Kepler y Tess, de la NASA, que permiten observar las variaciones en el brillo de estrellas durante períodos prolongados de meses. «Estas estrellas en todo momento están teniendo esos movimientos en su interior, pero solo ahora hemos tenido la posibilidad de observarlas de manera continuada. Hemos cogido el audífono y nos hemos puesto a escuchar de manera apropiada esa música que emiten las estrellas», señala Simón-Díaz.

La astrosismología es posible gracias a telescopios de última generación como Kepler, que observan variaciones en el brillo estelar durante períodos prolongados.

Terremotos estelares

La astrosismologia investiga la variabilidad del brillo de las estrellas. «Todas las estrellas, aunque nosotros las veamos como puntos de luz, en realidad no tienen siempre el mismo brillo», explica Simón-Díaz. Esa variación del brillo superficial se debe a que en el interior están ocurriendo movimientos, pulsaciones y fenómenos físicos de ese tipo que se transmiten hasta la superficie y hacen que la luz se vea alterada por esos terremotos estelares.

La astrosismología investiga la luz que viene de las estrellas, pero no en un momento preciso sino en sus variaciones en el tiempo, revelando datos sobre su interior. «Cuando se generan terremotos en la Tierra, esas ondas se transmiten en forma diferente dependiendo del medio en que se propagan, es lo mismo que ocurre con los sonidos que no se transmiten igual en el aire que en agua», explica el astrónomo.

«Entonces, gracias a como se transmiten esos sonidos a medida que van atravesando diferentes materiales podemos tener información de las propiedades físicas en capas internas de la Tierra o en las estrellas, gracias al estudio de esas ondas».

Supergigantes azules

El estudio se centró en «supergigantes azules» que son estrellas masivas que nacen con más de diez veces la masa del Sol. En el caso de las estrellas de gran masa, nacen como estrellas que se llaman azules por su temperatura y cuando evolucionan pasan a ser supergigantes azules porque crecen de tamaño y en algún momento de su vida se transforman en supergigantes rojas, estrellas muy grandes pero más frías, y luego terminan explotando como supernovas».

Simón-Díaz explica que una de las supergigantes azules más conocidas a nivel popular es el pie adelantado del guerrero en la Constelación de Orión, la estrella Riegel. El pie trasero, Betelgeuse, es una supergigante roja, una fase más evolucionada de estrella masiva.

Los colores de las estrellas dependen de su temperatura. Según la temperatura, las estrellas van pasando en el espectro de un color rojizo cuando son frías a un color amarillo como el Sol y cuando son mucho más calientes a un color azul.

Una de las supergigantes azules más conocidas a nivel popular es el pie adelantado del guerrero en la Constelación de Orión, la estrella Rigel.

«Necesitas el terremoto»

El nuevo estudio reveló que las supergigantes azules tienen una variación en brillo característica, que indica propiedades en su interior que los astrónomos podrán investigar aplicando técnicas de astrosismología. «El punto novedoso aquí es que existen estos terremotos en estas estrellas. Al observarlas durante un tiempo suficiente hemos visto que existen ondas en ellas, entonces podemos aplicar esas técnicas para acceder a su interior. Necesitas el terremoto para poder aplicar las técnicas de astrosismología. Podría haber ocurrido que no pulsasen, que no tuvieran variaciones, y si no tienes el terremoto no puedes saber nada», según explica Simón-Díaz.

Fuente: bbc mundo

Déjanos tu comentario

comentario(s)