Pop Interestelar

Por

Por Carlos Otto*

En 1980 Andy Warhol pintó este retrato de Einstein en su famoso estilo “pop-art”. Exponiendo la sola imagen del genio al público masivo, logró juntar dos mundos que parecían demasiado lejanos: el pop y la ciencia. Treinta y cuatro años después, el director Christopher Nolan hizo algo similar con “Interestelar”, la película más comentada de las últimas semanas.

Me la habían recomendado porque los conceptos físicos que en ella se plantean habían despertado una gran curiosidad en la mayoría de los espectadores: espacio-tiempo, relatividad, gravedad, velocidad de la luz, etc., que son precisamente los temas que han inspirado la mayoría de estas columnas. Por lo mismo, debo decir que sentí una pequeña alegría al constatar que el conocimiento del universo le podía interesar a las masas. Esto puede tener grandes implicancias a largo plazo.

Sin ser crítico de cine (ni pretender serlo), me tomé la libertad de hacer una breve lista de lo bueno y lo no tan bueno de esta película, desde el punto de vista científico y sin entrar en opiniones bigotudas:

(¡Advertencia! Puede que no quiera leer esto hasta haber visto la película)

Lo bueno:

  • La ciencia es la protagonista. Se muestra como el “gran lenguaje universal”: la herramienta más poderosa de la humanidad para evolucionar, salvarse y maravillarse.
  • Efectivamente, la Tierra tiene fecha de caducidad y deberemos colonizar otros planetas si no queremos extinguirnos (pero tranquilos, tenemos millones de años para planearlo). Esta película grafica de una forma entretenida cómo debiera proceder la humanidad en esta difícil tarea.
  • Muestra con suficiente precisión los efectos de la relatividad y la curvatura del espacio-tiempo propuesta por Einstein. No deja de ser entretenido ver a un papá más joven que sus hijos, o una ola de un 1km de alto por efecto gravitacional intenso.
  • Interesantes interrogantes se plantean entre los personajes, como el papel del amor en la evolución y la conexión que podría tener con el diseño del universo; o la existencia de una quinta dimensión, de donde podríamos transmitir los efectos de la gravedad hacia nuestras cuatro dimensiones conocidas.

Lo no tan bueno:

  • Los “wormholes” o “agujeros de gusano” (atajos de espacio-tiempo entre lugares muy separados del universo) son sólo una teoría de pizarrón que está lejos de ser aceptada, muy difícil de comprobar por ahora.
  • Colonizar un planeta cercano a un agujero negro es una pésima y riesgosa idea.
  • Las misiones espaciales reales son muchísimo más preparadas y estudiadas. Los astronautas aprenden relatividad antes de subirse a la nave, no después.
  • Según las ecuaciones de Einstein, la singularidad (centro mismo de un agujero negro) podría ser un portal a “otro sitio”. Sin embargo, el viaje sería imposible, a menos que los amigos alienígenas-penta-dimensionales de la película te asistan controlando la gravedad para que no te desintegraras en el camino…
  • Como toda obra hollywoodense, no podía estar exenta de clichés: norteamericanos apuestos salvando al mundo, conflictos innecesarios, suspenso barato, delirio mesiánico y otros elementos que opacan la genial idea de la premisa inicial.

Si usted es un amante o aficionado a la ciencia en cualquiera de sus niveles, vaya a verla y comente con toda libertad sus apreciaciones en este espacio. Eso sí, si no es seguidor de esta columna, le recomiendo que visite antes los siguientes links para facilitar la comprensión de los complejos, pero hermosos conceptos físicos que la película propone:

E=mc2 explicada fácilmente

La Teoría de la relatividad especial y porqué no debemos estresarnos por el tiempo

El espacio-tiempo y la verdad sobre la 4ta dimensión

La Gravedad según Einstein

Por último, les comparto este práctico diagrama que encontré en la web y que aclara, en gran parte, la travesía de la película

diagrama-interestelar

Carlos Otto – Ingeniero Eléctrico USACH, Intérprete aficionado de Ukelele, Profesor de Física, Guitarrista Rítmico en FHT y Astrónomo frustrado.

Déjanos tu comentario

comentario(s)