La NASA sorprendida tras ver por primera vez el tormentoso polo norte de Júpiter

Por

La NASA compartió hace un par de días las primeras imágenes en la historia del polo Norte de Júpiter. Fueron obtenidas por la misión Juno y muestran un complejo entramado de tormentas que no se parece en nada a lo visto en Saturno, Urano o Neptuno, los otros gigantes gaseosos.

La nave Juno hizo el primer sobrevuelo exitoso de Júpiter el pasado 27 de agosto, cuando pasó por el planerta a una distancia de 4.200 kilómetros. En seis horas de tránsito recogió 6 megabytes de información sobre ambos polos del planeta. Aunque los análisis acaban de comenzar, solo las imágenes ya han permitido hacer algunos descubrimientos.

«Solo el primer vistazo al polo Norte de Júpiter ya nos dice que aquello no es como nada que hayamos imaginado antes«, ha dicho Scott Bolton, principal investigador de la misión Juno y científico en el «Southwest Research Institute», en San Antonio, en un comunicado de la NASA.

Imagen de infrarrojos del polo Sur de las inmesas auroras del polo Sur de Júpiter
Imagen de infrarrojos del polo Sur de las inmesas auroras del polo Sur de Júpiter– NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS

Pero, ¿qué es exactamente lo que han visto? «Es más azul que otras partes, y hay un montón de tormentas. No hay rastro de bandas latitudinales (recorren el planeta horizontalmente) ni de los cinturones a los que estamos acostumbrados. Esta imagen difícilmente recuerda a Júpiter», ha añadido el investigador.

Un mundo único

En aquella región, los científicos han descubierto sombras bajo las nubes, lo que indica que estas formaciones de gas están a mayor altura que los alrededores.

Lo que más ha sorprendido a los científicos, ha sido curiosamente la ausencia de algo. Mientras que el polo Norte de Saturno está habitado por una gigantesca formación hexagonal, en Júpiter no hay ni rastro de algo parecido. «El mayor planeta de nuestro Sistema Solar es realmente único», ha dicho Bolton.

Durante esta exitosa pasada, la sonda Juno tomó fotografías y usó ocho instrumentos científicos para recoger una gran cantidad de datos sobre la composición y el comportamiento de la superficie del gigante de gas. Junto a este vistazo al polo Norte, Juno también ha recogido unos fantasmales sonidos provenientes de las alturas de Júpiter, que se conocen desde 1950 pero que nunca han sido analizados desde tan cerca. Todo gracias a un instrumento llamado Waves.

«Júpiter está hablándonos tal como hacen los gigantes gaseosos», ha dicho Bill Kurth, otro de los participantes en la misión Juno. «Waves detectó la señal de las emisiones de partículas energéticas que generan las auroras masivas que vemos en el polo norte de Júpiter. Esas emisiones son las más potentes del Sistema Solar. Ahora vamos a tratar de descubrir de dónde vienen los electrones que las generan».

La nave Juno fue lanzada el pasado 5 de agosto de 2011 desde Cabo Cañaveral, Florida, y llegó a Júpiter el pasado 4 de julio, dispuesta a desentrañar los misterios del planeta más gigantesco del Sistema Solar.

Fuente: abc.es

 

Déjanos tu comentario

comentario(s)