David Saltzberg, el científico que asesoró por más de una década a «The Big Bang Theory»

Por

Hasta investigando en la remota Antártida, el profesor David Saltzberg revisaba los guiones de The Big Bang Theory. Además de ser un reconocido físico de partículas, Saltzberg fue el asesor científico de la exitosa comedia de televisión estadounidense, que este jueves 16 de mayo llega a su fin después de 12 años al aire.

El director del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés) aportó y verificó toda la información científica que aparecía en la serie. Esto incluía las teorías y ecuaciones dibujadas en los pizarrones de los protagonistas, un sello distintivo de la sitcom.

Una responsabilidad que quizá no ha sido tan grande para alguien que, entre otras cosas, está intentando descubrir cuál podría ser la partícula más pesada conocida. Lo que sigue a continuación es un resumen de una conversación de BBC Mundo con el profesor Saltzberg sobre la experiencia de trabajar en uno de los shows más populares en la historia de la TV estadounidense.

Salzberg verificó todas las las teorías y ecuaciones dibujadas en los pizarrones.

¿Cómo termina un científico trabajando en la producción de una serie de TV?

La decisión sobre si usar o no a un asesor científico es de los escritores y de los creadores de la serie. Por ejemplo, podrías intentar que el contenido de una película como «Volver al Futuro» sea preciso, pero luego tendrías al asesor diciéndote, «Bueno, realmente no sabemos cómo viajar en el tiempo», y ahí se acabaría la película. Pero el concepto de los escritores de este show era que los personajes eran personas de la vida real, así que querían que la ciencia también lo fuese. Una vez que tomaron esa decisión creativa, preguntaron y a través de un amigo de un amigo de un amigo, me contactaron.

¿Se parecen en algo la comedia y la ciencia?

El proceso de hacer el primer capítulo de la serie fue notablemente similar al de hacer experimentos. A menudo, hacemos prototipos de cosas que estamos construyendo, para saber si pueden funcionar o no. En el mundo de la comedia, hacen un piloto, que es básicamente un prototipo.

La comedia es un proceso empírico, igual que la ciencia. Ellos escriben los chistes que creen que podrían ser graciosos, pero luego el público se ríe o no y es difícil rebatir eso. Pasa igual en la física: ideamos hipótesis sobre cómo las partículas pueden desintegrarse, pero luego debemos verificar si aquellas se cumplen o no. En este sentido, hay muchas similitudes entre hacer un show de comedia y un experimento de partículas.

¿De qué se trataba su trabajo específicamente en la serie?

La parte más obvia es leer los guiones y asegurarse de que todo el contenido científico es correcto. A veces dejaban un espacio en blanco entre paréntesis con la expresión «aquí va un término científico» y entonces les daba opciones de algunas palabras. Me tomaba tiempo verificar, pero no mucho. Y me saltaba las escenas en las que solo había contenido romántico.

Hablemos de cuando le llegaron guiones para revisar mientras trabajaba en la Antártida

Esta serie se ha mantenido por unos 12 años y yo tenía que seguir mis investigaciones. ¡No podía hacer solo televisión porque soy profesor! Trabajaba con globos científicos lanzados en la Antártida. Afortunadamente, hay internet allí, así que me enviaban los guiones y los devolvía con acotaciones. Chuck Lorre, uno de los co-creadores de la serie, decía que creía que The Big Bang era la única sitcom que enviaba guiones a la Antártida, y probablemente tenía razón.

¿Alguna vez cometió algún error en las ecuaciones dibujadas en los pizarrones de los personajes?

Una vez. Escribí el barión (partícula subatómica) incorrecto en una cadena de desintegración y un amigo me escribió un email inmediatamente señalando el error. En un capítulo posterior lo corregí, pero ya no había vuelta atrás. Pero luego pensé que si yo cometía ese error, también podía hacerlo Leonard (personaje de la serie interpretado por Johnny Galecki).

En cuanto a los diálogos, sé que hubo dos errores, pero no los revelaré porque casi nadie se dio cuenta. En una ocasión, dijimos mal el nombre de un científico, confundimos su primer nombre con el segundo. Y el bisnieto del famoso científico me envió un correo electrónico para aclararlo. Me sentí bastante mal.

¿Cómo contribuyó a hacer una serie que fuese digerible para un público amplio, pero al mismo tiempo interesante para los científicos?

Mucha de la gente que la ve no tiene que saber de ciencia, así que en este punto uno se pregunta cuál es valor de que sea precisa. Es una decisión creativa y trabajé para ayudar a los creadores a tener lo que buscaban. También creo que el hecho de que fuese contenido real hizo que los actores creyeran lo que estaban diciendo.

Algunos críticos de la serie señalan que refuerza estereotipos sobre los científicos y sobre las mujeres en la comunidad científica. ¿Cómo cree que se manejó esto?

Si tienes cinco personajes y 20 minutos por episodio, en promedio a cada personaje se le dedican unos 4 minutos. Sin embargo, si en lugar de ver un solo capítulo, ves los 279 que se han hecho, te darás cuenta de que son personajes con características muy particulares y distintivas. Nadie vería 279 capítulos si es un estereotipo.

Uno de mis ejemplos favoritos es que el personaje de Sheldon (interpretado por Jim Parsons) es un amante de la ciencia al que le gustan los cómics, lo que quiere decir que no debe saber nada de fútbol americano. Eso sería el estereotipo. Pero, en realidad, cuando los escritores delinearon a este personaje, pensaron: «Es de Texas, donde el fútbol es popular y le encantan las reglas, así que por supuesto debe conocer las reglas del fútbol».

David Saltzberg participó en unos de los paneles de la convención de cómics Comic-Con para hablar de «The Big Bang Theory» en 2016.

¿Cómo fue la experiencia de tener al célebre físico Stephen Hawking como invitado en uno de los episodios?

Estaba ayudando a revisar el guión y había escrito algunas cosas cuando todavía estábamos empezando, eran apenas unas páginas. Luego me enteré de que Stephen Hawking iba a estar en el show y me puse muy nervioso porque sabía que justo leería lo que escribí. Sentía miedo de que dijese «esto no tiene sentido y no quiero tener nada que ver con ese programa». Afortunadamente no pasó.

¿Cree que la serie ha tenido algún impacto o influencia en la ciencia?

No podemos hacer un experimento controlado ni retrasar el tiempo a otro universo donde no exista The Big Bang Theory, pero sí hemos visto un incremento en las matrículas en las carreras de física y astronomía en estos últimos años. Quién sabe si por el show o porque en general hay un mayor interés en la ciencia y la tecnología. Académicamente y sin evidencias, creo que hemos logrado mostrarle a la gente que hay personas en el mundo actual que hacen una carrera en el campo científico.

¿Hubo alguna teoría o temas de gran relevancia que no pudieron abordarse en la serie?

Creo que nada estaba descartado. Pero, en general, los temas desarrollados tendían a ser un poco más esotéricos porque creo que esa era la naturaleza de este grupo de personas. Si hubiesen sido científicos atmosféricos, probablemente hubieran hablado del calentamiento global, pero no eran los temas sobre los que trabajaban.

La ciencia es amplísima, ¿pudo hacer esta asesoría usted solo? ¿O alguna vez llamó a algunos colegas de otras áreas?

Ciertamente no sé de todos los campos científicos, aunque sí ayudó que los intereses de los personajes estaban bastante alineados con las cosas que conozco, así que pude darles a los escritores buen material. Trataba de no hacer la típica búsqueda de Wikipedia, así que, por ejemplo, cuando había que añadir contenido de neurociencia, consultaba con una amiga que es neurocientífica. Aunque justamente Mayim Bialik, la actriz que interpreta al personaje de Amy, tiene un doctorado en neurociencia.

¿Cómo se siente al saber que ya no trabajará más en The Big Bang Theory?

Todavía no lo he asimilado. Planifiqué ver el capítulo final con estudiantes de un club de física, así que compraré pizzas y vamos a proyectarlo y verlo juntos. Quizá sea ahí cuando lo asimile.

Fuente: bbc mundo

Déjanos tu comentario

comentario(s)