CHINA Y RUSIA ACUERDAN CREAR UNA ESTACIÓN ESPACIAL CONJUNTA EN LA LUNA

Por

Rusia y China construirán conjuntamente una estación espacial en la Luna. Según informa la agencia espacial Roscosmos, ambos países acaban de firmar un memorando en el que se acuerda «la cooperación para la creación de la base lunar con acceso abierto a todos los países interesados y socios internacionales» y cuyo objetivo será «fortalecer la interacción en materia de investigaciones científicas y promover el estudio y uso del espacio con fines pacíficos en provecho de toda la humanidad».

El documento, firmado por el director general de Roscosmos, Dmitri Rogozin, y el director de la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), Zhang Kejian, en nombre de sus correspondientes gobiernos, explica que la Estación Lunar Científica Internacional (MNLS) será un complejo de investigación construido «en la superficie y/o en la órbita de la Luna», donde se llevarán a cabo trabajos de investigación «multidisciplinarios y polivalentes». Entre ellos se incluirán la exploración lunar, observaciones del satélite, experimentos de investigación fundamental y verificación de tecnología. También se contempla la posibilidad de una misión no tripulada y la presencia de humanos a largo plazo en la Luna.

La noticia de la firma del convenio llega después de que a mediados de 2020 el propio Rogozin anunciara públicamente que Moscú renunciaba a participar en el programa lunar estadounidense Artemis, que contempla el retorno del ser humano a la Luna en 2024, debido a que se había convertido en un «gran proyecto político». Rogozin aseguró que Rusia se opone a la privatización y explotación comercial de la Luna, como propuso el pasado año el entonces presidente de EE.UU., Donald Trump.

Por su parte, China lanzará este año el módulo central de su futura estación espacial permanente anunciada hace tiempo, pero que ha sufrido algunos retrasos. La conocida como Tiangong («palacio celeste» en mandarín) o CSS (China Space Station) será el eje central del programa espacial tripulado chino durante la próxima década.

En cuanto a misiones por separado, Rusia, el primer país en enviar un hombre al espacio en 1961, mandará una sonda de exploración el próximo año como paso previo a lanzar una misión tripulada con rumbo a la Luna a partir de 2031. En cuanto a China, en los últimos tiempos se ha convertido en una potencia espacial después de conseguir posar la sonda Chang’e 4 en la cara oculta de la Luna por primera vez en la historia de la humanidad; y su logro al aterrizar la nave Chang’e 5 con un rover lunar que ha rescatado muestras lunares por primera vez en medio siglo.

Fuente: abc.es

Déjanos tu comentario

comentario(s)