Lluvia de estrellas: Las Leónidas

Por

Las Leónidas son una lluvia de estrellas fugaces (meteoros) que comienzan el 15 de noviembre y finalizan el día 20 del mismo mes. Con alrededor de 15 meteoros por hora su máximo es el 16 – 17 de noviembre. Hay ocasiones en que las tasas han sido de miles de meteoros por minuto, como fue el caso del año 1966. El fenómeno de las estrellas fugaces está causado por pequeñas partículas de polvo cometario que se desintegran en contacto con la atmósfera terrestre.

En el caso de las Leónidas las desprende el cometa Tempel-Tuttle. Este cometa da una vuelta alrededor del Sol cada 33 años. El cometa Temple-Tuttle fue descubierto el 19 dic 1865 por Ernst Wilhelm Liebrecht Tempel desde Francia, e independientemente por Horace Parnell Tuttle el 6 ene 1866 desde EEUU. Recibe la catalogación de “55P” por ser el 55º cometa periódico descubierto (el 1P es el cometa Halley).

Cuando un cometa está cerca del Sol, sobre todo a partir de que cruza la órbita de Marte, su actividad se incrementa notablemente debido a la cantidad de energía solar que llega al núcleo cometario. Como consecuencia, se emiten gases y partículas de polvo: es lo que vemos como la cola del cometa. Estas partículas se quedan orbitando alrededor del Sol con una trayectoria similar (pero no exactamente igual) al de su cometa padre, en este caso, el Tempel-Tuttle. Tras cada paso alrededor del Sol, el cometa crea una nueva fuente de material fresco en forma de pequeñas partículas.

Por un efecto de perspectiva, cuando observamos en el cielo a las Leónidas todas parecen radiar de un punto situado en la constelación de Leo y esta es la razón de su nombre.

Tal como muchas lluvias de meteoros, las Leónidas aumentan en intensidad después de la medianoche y demuestran las mayores cantidades de meteoros justo antes el amanecer.

 

Déjanos tu comentario

comentario(s)