La vez en que David Bowie se perdió en su propia odisea espacial

Por

* por Rodrigo Hurtado

Para los humanos las odiseas espaciales siempre han sido un sueño peligroso. Es tan poco lo conocido y tan gigantesco lo que vemos frente a nuestros telescopios, que el simple hecho de llegar lejos parece demasiado peligroso como para que sólo algunos intrépidos hayan sido capaces de intentarlo.

A fines de los años sesenta se desató una de las principales oleadas de viajeros espaciales en la historia de la humanidad. Impulsados por la carrera que rusos y estadounidenses libraban por conquistar la luna, los medios de comunicación generaban cada vez más información respecto al tema y las artes capitalizaban el interés del público con grandes obras conceptuales. En 1968 Stanley Kubrick presentó 2001: A Space Odyssey, una genial película que inspiró a David Bowie a componer Space Oddity, la canción que se transformó en su primer éxito radial.

La temática de la canción es así: El Mayor Tom es un astronauta que parte a la conquista del espacio y se comunica por radio con la Base Terrestre para compartir todas sus impresiones de la epopeya. Tom se emociona en el espacio y le manda a decir a su mujer que la ama. Pierde la señal. Se distancia de la humanidad. El planeta tierra es azul y triste y no hay nada que el Mayor Tom pueda hacer. El final queda abierto.

El éxito de esta canción impulsó las ventas del segundo disco de Bowie, que fue publicado por el sello Phillips y, curiosamente, al igual que su álbum debut se tituló simplemente David Bowie. Esta fue su carátula:

a.-1969-Caratula-Original

En esos tiempos era común que los discos para Estados Unidos fueran diferentes a los que se editaban en el Reino Unido, por lo tanto, este mismo trabajo apareció como “Man Of Words/Man Of Music” para el público estadounidense. En esta carátula se nota claramente el detalle de su pupila izquierda, que lucía permanentemente dilatada debido a un puñetazo que le fue propinado por George Underwood (uno de sus mejores amigos de colegio), en una irracional disputa por el amor de una de sus compañeritas. El combo fue tan grande que Bowie estuvo hospitalizado por varios meses y quedó con aquella inusual secuela que alimentó su fama de “marciano”. Lo lindo de la historia fue que David y George siguieron siendo buenos amigos.

_b.-1969-Man-Of-Words-Man-Of-Music

Tras el éxito que consiguió con su Odisea Espacial, David Bowie se perfiló como uno de los principales íconos del rock espacial y grabó varias otras canciones vinculadas al universo como “Life On Mars?” (¿Vida en Marte?) y “Starman” (Hombre de las Estrellas). Para reforzar su figura mediática de cara al lanzamiento del disco “Ziggy Stardust”, a los ejecutivos de su compañía se les ocurrió re-editar el disco donde aparecía Space Oditty, y fue así como en 1972 el álbum volvió a salir publicado con un nuevo nombre y una nueva carátula.

c.-1972-Space-Oddity

Además, en esta época se grabó el video oficial de la canción que muestra al artista vestido como Ziggy Stardust, sin la melena que llevaba en los tiempos en que este disco apareció originalmente. Esto provocó que la obra de David Bowie entrara en un espiral de confusión histórica que tardó décadas en ser corregido.

Desde 1972 en adelante, la historia de Space Oddity se convirtió en una verdadera odisea para los seguidores de David Bowie, quienes ya no sabían cómo decirle a este disco. Lo que terminó pasando fue que todo el mundo comenzó a llamarlo “Space Oddity” ya que el video oficial parecía confirmar que el álbum correspondía a esta época. En tiempos en que Google no estaba ahí para aclarar todas nuestras dudas, hasta comienzos de los noventas nadie sabía exactamente cuál de estos discos era el oficial.

Pero lo más confuso estaba aún por venir.

En 1999, a treinta años de su publicación original, el sello EMI anunció la re-edición oficial, remasterizada y fabulosamente definitiva del disco. Lo que salió a la venta fue esto…

d.-1999-David-Bowie-Space-Oddity

Y aunque parezca increíble, la iniciativa unificadora de EMI fue la más confusa de todas, dado que la carátula original del disco apareció con el título no oficial, creando un engendro nunca antes visto que, además, fue promocionado como la edición definitiva. A estas alturas yo creo que hasta el mismísimo Bowie estaba confundido.

Tendrían que pasar otros diez años para que la historia llegara a su fin. En 2009 y con motivo de un nuevo aniversario, el disco David Bowie fue relanzado en formato vinilo con su carátula original, título original y sonido original. La odisea de David Bowie tardó 40 años en quedar resuelta. Uno de los grandes mitos espaciales de 1969 quedó finalmente aclarado, el otro aquel que habla de una expedición humana que llegó por primera vez a la luna sigue despertando dudas, al menos en este humilde columnista.

* por Rodrigo Hurtado @negrohurtado
Publicista y hombre de radio. Un ser humano capaz de comprobar que la velocidad del sonido es mayor a la velocidad de la luz.

Déjanos tu comentario

comentario(s)