Cometas: Navegantes Espaciales

Por

Al parecer, por estos días está algo de moda hablar de cometas, y la mayoría tiende a recodar las películas apocalípticas como Armagedón o Impacto profundo.

¿Pero qué son en realidad? Por definición, un cometa es un pequeño cuerpo compuesto principalmente de hielo cargado de polvo y que describe una órbita alargada en torno al Sol; cada vez que se acerca al Sol, empieza a derretirse liberando gas y polvo, formando una extensa nube, llamada coma (que significa “cabellera”, en griego)

Pocos de los millones de cometas existentes en el límite del sistema solar se han observado, ya que sólo son visibles cuando se adentran en el Sistema Solar, en su viaje hacia el Sol.

En algunos casos se ha podido determinar su órbita y conocer con exactitud cada vez que pasan, como en el caso del más famoso de todos, el Cometa Halley, el cual Edmond Halley determinó que los cometas registrados en 1531, 1607 y 1682, eran el mismo objeto; así, predijo su retorno en 1758, ya que su orbita era de 76 años. Se estima que ya ha pasado unas 30 veces según registros históricos de astrónomos chinos, desde el 240 a.C hasta la época actual en 1986. Habrá que esperar hasta el 2062 para volver a observarlo cruzar los cielos.

Aunque sin duda, el cometa más brillante de los últimos tiempos fue el Cometa McNaughtC/2006 P1 el que no es periódico y fue descubierto el 7 de agosto de 2006 en Australia por Robert H. McNaught. Debido a su proximidad con el Sol, su visión solamente fue posible durante al atardecer y poco después de éste, convirtiéndose en el cometa visible desde la Tierra más brillante de los últimos 40 años.

En la astronomía nadie es el dueño absoluto de la verdad, pero más vale informarse y saber que los cometas nos visitan constantemente y que nada fuera de lo normal ha sucedido hasta el momento.

*Imagen: Cometa McNaught sobre Santiago – StephaneGuisardww.astrosurf.com/sguisard/

Déjanos tu comentario

comentario(s)